Ha nacido “The Dark Mod”

Dark Mod

Dark Mod

Para describir la trascendencia que el fenómeno Thief ha supuesto, no ya para el videojuego, sino para todo lo relacionado con la creatividad, a veces es preferible dejar a un lado los adjetivos y la retórica y echar mano de cifras y hechos palmarios. Al interminable número de Fan Missions aparecidas a lo largo de los años, (más de un centenar para Thief 1, y cerca del millar para Thief 2) habría que añadir toda una serie de proyectos a gran escala que han implicado a centenares de personas de diferentes lugares del mundo. Después de varios años empleados en su desarrollo, algunos de esos proyectos ya han visto la luz. Entre los más destacados estarían Thievery, una variante multijugador estilo “guardias contra ladrones” sobre el motor del primer Unreal Tournament; T2X: Shadows of the Metal Age, la expansión no oficial de la segunda parte; C.O.S.A.S., una espectacular fan mission “por entregas” a cargo de los máximos responsables de la web http://www.thief-thecircle.com/; o el que ahora nos ocupa, el recientemente aparecido “The Dark Mod“.

Doom 3 Radiant como herramienta.

Convendría dejar algo muy claro desde el principio: The Dark Mod es un sistema de juego elaborado sobre el motor de Doom 3 que no incluye ni misiones, ni campaña, ni modo historia. En principio dispondremos tan sólo de un tutorial donde se nos mostrarán casi todas las posibilidades de esta nueva experiencia dentro del universo Thief. ¿Y qué hacemos con esto? preguntarán algunos… pues disponernos a disfrutar del incesante goteo de fan missions que nos llegará semana tras semana. En el momento de escribir estas líneas ya habían aparecido 10 misiones, y tengan ustedes la absoluta seguridad de que lo mejor está por llegar. Esta comunidad siempre ha respondido al más alto nivel. Tampoco tengo dudas de que los desarrolladores se han guardado algunos ases en la manga que irán destapando a su debido tiempo.

El formato de presentación del producto nos da idea de hasta qué punto el equipo de desarrollo ha mostrado especial cuidado en las cuestiones intrínsecas del mod y en todo lo que atañe a su programación. El paquete de descarga tiene un peso de 1,4 GB e incluye incontables texturas, modelos y sonidos (todo ello de producción propia) que serán necesarios para proporcionar una extraordinaria experiencia.

Pero hay cuestiones fundamentales que posiblemente estén en la mente de muchos: Primero: ¿recuerda en algo The Dark Mod a Doom 3? La respuesta es sencilla: en nada. Segundo: ¿es esto un Thief? Sí, sin ningún género de dudas. Por último, y teniendo en cuenta que las terceras entregas de Doom y Thief son prácticamente coetáneas, es difícil resistirse a la tentación de comparar TDM con Deadly Shadows. Sonará descabellado, pero a pesar de la evidente desventaja de carecer de escenarios, TDM sale favorecido en la mayoría del resto de apartados.

 

primera

El aspecto general de esta “total conversion” (quizá fuera esa la denominación más apropiada) es el de un producto muy profesional. En lo visual, utiliza una paleta de colores cercana a la de Thief 2. Los tonos gris-azulados de Deadly Shadows aquí no están presentes. Las animaciones son bastantes fluidas, y la IA, aunque siempre mejorable, sí tiene un comportamiento razonablemente bueno, sobre todo teniendo en cuenta la complejidad de las rutinas requeridas por este sistema de juego. El sonido es extraordinario; la manera en que se propaga, la resonancia de nuestras pisadas, los comentarios de los guardias… todo está muy conseguido. Aunque no los alcanza, sí que es casi tan bueno en el apartado sonoro como los dos primeros Thief, y eso es mucho decir. Por poner alguna pega diré que echo de menos el armar algo más de escándalo al saltar sobre determinadas superficies. 

Respetando las tradiciones… pero también enriqueciéndolas.

El desarrollo de mods viene acompañado muchas veces de peligrosas tentaciones. Me estoy refiriendo a toda esa experimentación caprichosa tan habitual entre algunos moders: armamentos estrafalarios, gadgets absurdos y cosas por el estilo. Nada de eso ocurre en The Dark Mod. Nuestras herramientas y nuestro armamento serán los ya conocidos (y tan queridos) por todos los fans, ¡pero ojo! las posibilidades que ofrecerán y los matices de su uso se han ampliado y mejorado siguiendo siempre un criterio coherente y realista.

Hablemos de algunas cuestiones concretas:

-Los libros y documentos se leerán “en el aire” sin que el juego se detenga, con el consecuente riesgo de recibir un espadazo nada más comenzar el segundo párrafo.

-Desbloquear una cerradura con las ganzúas requerirá que nuestros oídos estén sumamente atentos. Si hay demasiado ruido a nuestro alrededor lo tendremos muy difícil.

-Al colgarnos de una cuerda podremos balancearnos para alcanzar lugares alejados.

-El combate seguirá siendo un último recurso, pero se ha mejorado en aspectos como la coordinación de los bloqueos, o la ejecución de un leve movimiento del ratón para dirigir nuestros golpes en la dirección deseada.

-Los objetos utilizables podrán manejarse con libertad. Podremos acercarlos, alejarlos, girarlos, arrojarlos… Tendremos incluso la posibilidad encender antorchas utilizando una vela.

-Las flechas de cuerda pueden clavarse sobre cajas lo suficientemente grandes y pesadas para soportar nuestro peso, cajas que por cierto, podremos empujar.

Esas son sólo algunas de las nuevas características que se muestran en el tutorial, pero hay bastantes más que, utilizadas sabiamente por el diseñador de turno, pueden dar muchísimo juego.

Sala

Por otra parte, todos aquellos pequeños detalles que hacían tan grandes a los dos primeros Thief siguen estando presentes: pegar nuestro oído a una puerta para escuchar los sonidos del otro lado, inclinarnos hacia adelante (y hacia los lados también, obviamente), caminar despacísimo, nadar y bucear, etc.

Un bebé fuerte y sano.

A The Dark Mod hay que juzgarlo en función de su capacidad potencial, que es mucha. Este no es de ese tipo de juegos que uno “se pasa” y olvida a la semana siguiente. Nos encontramos ante un proyecto vivo cuyos padres engendraron hace ya algunos años y que no ha sido parido hasta fechas muy recientes. Es como un bebé fuerte y sano al que es necesario mimar y cuidar día tras día. Unos le darán de comer, otros le enseñarán álgebra… y el resto jugarán con él en el parque. Las primeras misiones aparecidas ya parecen conseguir que el nene pueda gatear. Paciencia, porque pronto se erguirá y dará sus primeros pasos. No creo que este recién nacido aspire a ser presidente del gobierno una vez alcanzada su madurez, pero sí podría llegar a ser un reputado y honesto jurista. Y quién sabe, tal vez sus sentencias marquen el destino del inminente Thi4F.

Robin_G

Responder