El setenta por ciento

Había una vez una editora de videojuegos llamada Activision que en el año 1979 empezó a desarrollar cartuchos para la legendaria consola Atari 2600. Actualmente se llama Activision Blizzard, y distribuye en todo el mundo la saga Call of Duty, la cual ha vendido 400 mil millones de unidades en consola y tres unidades en PC. También tienen en su haber Guitar Hero, uno de los grandes éxitos de consola.

Esta conocida empresa cuenta con un director ejecutivo, gerente o como quieran traducir la famosa sigla CEO (Chieff Executive Officer), llamado Bobby Kotick, el cual ha contestado a unas preguntas del Wall Street Journal acerca de aburridos temas económicos relacionados con su empresa y el mundo de los videojuegos. Entre otras muchas cosas, el señor Kotick ha dicho que “hoy, probablemente, el setenta por ciento de nuestro beneficio operativo viene de juegos que no son de consola”.

Activision ha tenido unos beneficios operativos de 511 millones de dólares en el primer trimestre de 2010, lo cual quiere decir que 358 millones de dólares no vienen de las consolas. Si una empresa de videojuegos tiene un 70% de beneficios de videojuegos que no son de consola… ¿de dónde vienen?. Se supone que las consolas son las únicas plataformas de videojuegos rentables, las que más molan porque permiten jugar tumbado en el sofá, no se cuelgan, no tienen tres luces rojas y no tienen fallos de lector. Además, no hay nada más potente y cómodo para jugar. De hecho, 97 de cada 100 periodistas de videojuegos recomiendan su uso, y tanta gente no puede estar equivocada.

Podríamos pensar que esos beneficios corresponden al contenido de descarga de videojuegos de éxito como Call of Duty, pero Maryanne Lataif, portavoz de Activision Blizzard, ha dicho a Gamasutra que “juegos que no son de consola significa eso, que no son de consola”. Pues si no vienen de consolas ni de contenidos de descarga para consola, no se puede uno imaginar de dónde salen esos 358 millones de dólares. Para salir de dudas, hice una laboriosa investigación en Google, y he conseguido la siguiente información:

Activision Blizzard se llama así porque ha comprado a la empresa Blizzard, que también realiza videojuegos para un sistema raro llamado PC, el cual se creía extinguido. Dicha compañía es la creadora de un videojuego llamado World of Warcraft, el cual tiene más de 10 millones de subscriptores. Subscriptor quiere decir que se paga todos los meses por poder jugar. Teniendo en cuenta que el precio por cada subscriptor ronda los 12€ al mes, dependiendo del país, puede ser que explique, en parte, ese 70% de ingresos que nada tienen que ver con las consolas.

Esto nos lleva a la peligrosa idea de que un sistema extinto y obsoleto como el PC, puede generar beneficios con la venta de videojuegos, o al menos un tipo de videojuego. No está demostrado, pero al menos esa posibilidad está ahí. Se puede sacar otra conclusión igualmente peligrosa, y es que Activision, que aparentemente no tiene ningún interés en el PC y no trata especialmente bien a sus usuarios, es precisamente de este sistema de donde recibe sus mayores beneficios. Eso quiere decir que el usuario de PC es masoquista.

Responder