Crítica, The Witcher 2: Assasin of Kings

Ciertamente, no hay nada más repulsivo que esos monstruos que desafían a la naturaleza y son conocidos como brujos, vástagos de la magia más vil e impía. Son canallas sin conciencia, virtud ni escrúpulos, auténticas criaturas del infierno que sólo saben matar.

Desde hace muchos años, los videojuegos han utilizado el nombre de series, libros o películas de éxito como reclamo publicitario. Un nombre conocido abre mercado, de ahí el interés por utilizarlo. El problema es que la mayoría de las veces el único interés está en el nombre, mientras que el contenido pasa a un segundo plano, dando como resultado una mediocridad insultante para los que nos gusta este medio.

The Witcher

 

CD Projekt Red también han utilizado el nombre de una saga literaria de éxito para crear The Witcher, pero a diferencia de lo que suele ocurrir, ellos lo han hecho porque son grandes admiradores de la obra de Andrzej Sapkowski, y han puesto todo el esmero y respeto que sólo unos verdaderos aficionados podrían poner. No han hecho dos videojuegos aprovechando un nombre de éxito, si no que han recreado el universo literario de Sapkowski en el ordenador. Es por ello que The Witcher y The Witcher 2 son tan especiales.

 

The Witcher logró vender más de un millón y medio de unidades sin una gran campaña detrás que lo promocionase y siendo exclusivo de PC, todo un logro si tenemos en cuenta que no se trata de un juego simple y de consumo rápido. Con esta segunda parte han querido aprovechar el tirón, como es lógico, pero sería muy injusto calificar a The Witcher 2 como una forma más de estirar un nombre conocido, ya que se trata de un juego notable que todo aficionado al rol debería probar. Siguiendo el estilo de la primera parte, han añadido numerosos cambios que lo convierten en un juego diferente, pero sin olvidar sus raíces.

The Witcher 2 humor

Han cambiado el Aurora Engine de Bioware por un motor gráfico propio, propiciando al juego un aspecto espectacular con un diseño artístico fuera de serie. También han cambiado el sistema de combate, la vista, interfaz y han añadido numerosas consolizaciones que no son tan graves como para arruinar la experiencia tan estupenda que supone jugar a este Asesino de Reyes. Han puesto QTE (pulsar teclas en determinado momento y orden), automatizaciones, muchas cinemáticas, simplificaciones y una sensación de que tiende demasiado a ir al grano, sobre todo a medida que se avanza en la historia.

Si hubiera que empezar por destacar algo en The Witcher 2 es el gran trabajo que han realizado en la ambientación. La representación del universo de Sapkowski es excelente, sobre todo por el empeño que ponen los diseñadores en hacerlo creíble, en darle vida. Caminar por los diferentes lugares que se representan en el juego es algo que ya justificaría su compra. Los personajes se comportan como si vivieran en ese lugar, con sus tareas, movimientos y conversaciones.

Andando por una callejuela se puede ver a un borracho orinando en una esquina y luego se aleja tambaleándose, en otra calle un patético personaje realiza movimientos obscenos cuando pasa cerca una mujer, mientras que en un grupo de maleantes se hace el silencio después de haber estado hablando de los brujos y pasa Geralt a su lado. La señal para que se callen son las toses de los que participan en la conversación.

The Witcher 2

Al lado de un puesto de un comerciante alguien aviva un fuego, mientras que en otro lado dos personas discuten por algo que no interesa demasiado. Al pasar cerca de una hoguera apago el fuego, y al poco tiempo aparece un personaje de la IA que se agacha y lo enciende. En las afueras hay cazadores afilando sus armas, o labradores ocupándose del campo mientras unos niños juegan al lado de un charco. Los cuervos se comen un cadáver y se alejan asustados.

Todo esto representado con un gran nivel de detalle debido a unos gráficos muy buenos, aunque ayudados por un escenario no muy grande. En The Witcher 2 han logrado una representación muy realista de todo lo que entra en escena; bosques frondosos con árboles majestuosos, cascadas que forman lagos, desfiladeros de vértigo, criaturas, personajes, etc. Todo el conjunto es espectacular, dando lugar a paisajes sumamente bellos. Dan ganas de que Geralt se pueda sentar a contemplarlos.

La iluminación es un punto fuerte. Ver amanecer es sorprendente, lo mismo que los contraluces que se producen en el bosque o los reflejos en el agua de alguna charca. Las hogueras y otros puntos de luz proporcionan calidez en las imágenes, sin embargo no proyectan sombras de manera dinámica como ocurría en otros juegos mucho más antiguos, como Vampire Redemption o Blade. Cuesta entender el sistema empleado para las transiciones día y noche. Parece que siempre es de día, ya que la noche dista mucho de ser oscura. Es más fácil saber si es de noche por las acciones de los personajes de la IA que por la propia iluminación.

The Witcher 2

Llama también la atención el colorido en esta nueva entrega. El universo creado por Sapkowski en los libros es oscuro y decadente y eso se representó muy bien en el primer juego. Sin embargo ahora hay muchísimo colorido que lo alejan de esa sordidez de los libros. Puede que se deba a una simple interpretación de las descripciones del escritor polaco, lo cual no tiene por qué significar que ese colorido sea algo malo, simplemente que a mí me habría gustado algo más sombrío.

Los personajes están a un gran nivel, tanto en el modelado como en las texturas. El diseño es excelente, con armaduras muy bien hechas, ropa que parece hecha de tela y no de plástico, desgaste y deterioro en armaduras y ropajes y en general se ha trabajado para que no se repitan demasiado las mismas figuras. Obviamente se repiten, pero no de manera exagerada. Lo que no me gusta es el efecto bombilla en los primeros planos, es decir, la sensación de que las caras se iluminan como si tuvieran una bombilla dentro. Será debido al HDR, pero no queda muy realista.

La vista es en tercera persona con una cámara que sigue a Geralt y que permite moverla libremente cuando el personaje está parado. No hay tres cámaras, como en el uno, lo cual me parece un retroceso, sobre todo porque en muchas situaciones la cámara se convierte en un estorbo porque no permite ver bien la escena, se queda demasiado cerca. Si hubiera una vista isométrica aunque sólo fuera como opción, se solucionaría este problema.

The Witcher 2, ojos de gato

El diseño artístico, como ya he dicho, es magnífico, pero en los niveles hay demasiadas barreras que obligan a ir por un determinado camino. A veces de una manera demasiado forzada, lo que contradice un poco el esfuerzo invertido en la ambientación. Naturalmente no es por error, si no por la necesidad de llevar al jugador por unos caminos específicos y que no se descontrole todo. Independientemente de que la razón esté o no justificada, el resultado afecta negativamente al aspecto global del juego.

Durante diversas fases de las aventuras de Geralt, irán apareciendo historias de su pasado en forma de animaciones en 2D que me parecen fabulosas, todo un alarde de diseño y habilidad artística. Con tantas animaciones y juegos en tres dimensiones, se echan de menos las animaciones tradicionales 2D, creo que tienen un encanto especial. Me gustaría una serie de Geralt de Rivia en ese formato, o en cómic, tanto da.

El sonido se suele pasar por alto, algo que también me ocurre, pero hay ocasiones en las que hay que aplaudir el gran trabajo que se ha realizado. Esta es una de ellas. No hay más que desactivar en las opciones la música (excelente, por cierto), subir el volumen y deambular sin rumbo con Geralt para apreciar la cantidad de detalles sonoros que están en el ambiente y lo importantes que son para mejorar la ambientación.

The Witcher 2 combate

Mover todo esto necesita de un equipo potente, obviamente, pero hay muchas opciones de configuración gráfica para poder adaptarse a un mayor número de equipos. Lo he probado en un i7-970, 8Gb de Ram DDR3 y nVidia GTX560Ti a 1920×1080 con todo a tope. Iba como la seda sin ningún tipo de parón, las zonas de carga son imperceptibles y lo único que al final he desactivado es el Hyper Real, porque me mareaba, no se muy bien por qué.

Dejando ya de lado el apartado técnico, nos encontramos con un grandísimo juego de rol que continúa el buen trabajo de The Witcher, aunque en mi opinión menos impactante. La historia me ha gustado sin que llegara a entusiasmarme demasiado, a veces da la sensación de que se enreda un poco de manera artificial o que los acontecimientos se precipitan con demasiada rapidez, especialmente al final. El protagonista es Geralt, evidentemente, y estará acompañado por otros personajes conocidos de los libros, con una presencia muy fuerte de Tris Merigold. Además, aunque no aparecen, se hace referencia en las conversaciones, libros y notas, a otros personajes de la saga.

Tris Merigold

A medida que se avanza, El Brujo irá recobrando la memoria, explicando pasajes acerca del desenlace del último libro y lo que se supone que ocurrió después. Esto añade un interés aún mayor en seguir las aventuras, sobre todo al que ha leído los más que recomendables libros del escritor polaco. No sólo recomiendo los libros, si no también que no se juegue a The Witcher 2 hasta que no se hayan leído, salvo que no importen los destripes tremendos que salen en el juego. Además, leer los libros añade conocimiento al universo representado en el juego, sobre todo a los personajes.

The Witcher 2

El conocimiento del mundo de Geralt se complementa con el diario, en el cual se describe con detalle a los personajes, las misiones, contadas como si fuera Jaskier quien lo hiciera y las detalladas descripciones de las criaturas. Por el camino irán apareciendo notas y libros que añaden más información a la historia. Todo esto parece superfluo, pero no lo es, ayuda a entender mejor lo que pasa y mejora la inmersión en la aventura.

Personajes

Además de la historia, lo más atractivo son las acciones y consecuencias. Aquí está lo mejor de The Witcher 2, y no me refiero a los dieciséis finales diferentes si no a cómo se llega a ellos. Hay decisiones que pueden cambiar completamente lo que viene a continuación, incluso el escenario. La relación con los personajes no será la misma según las decisiones que se hayan tomado, ni las aventuras. Hay cambios radicales que no sabremos cómo afectarán al juego hasta que no juguemos otra vez o hagamos trampa con las partidas guardadas. No es como en el primero en el que nos contaban lo que habría pasado si hubiéramos elegido otra opción. Este tipo de cosas me gustan mucho, sobre todo porque el resto del juego está a la altura.

Las conversaciones son adultas y con bastante enjundia, aunque el sistema es bastante tradicional. Se eligen respuestas que nos van llevando a otras conversaciones, y se marcan en otro color las opciones que se han elegido. Algunas respuestas tienen un marcador de tiempo para obligarnos a elegir rápido. Son también las conversaciones las que nos irán marcando el rumbo dentro de la historia, siempre con la gama de grises tan característica de la saga. Me refiero a que las decisiones morales son difíciles de encuadrar entre buenas o malas, blancas o negras. Hay infinidad de matices y nunca sabremos si estamos haciendo lo correcto, otro aspecto más que aumenta la conexión del juego con los libros.

The Witcher 2

Podían haberse currado un poco más son las pistas de las misiones. Pocas veces se puede preguntar a un personaje por otro, como se hacía en Outcast. De ahí que, aunque se puede jugar sin marcas en el mapa, sin ellas es muy difícil seguir una misión. ¿Cómo sabes a dónde tienes que ir o dónde está un personaje si no puede preguntar por ello?. Si en un juego del 99 se podía hacer de manera eficaz, 12 años después debería poder hacerse también sin demasiados problemas.

Poco a poco vamos llegando a aspectos que en mi opinión están a otro nivel. El combate es uno de ellos. Al principio parece bueno, con unos elaborados movimientos de Geralt y buena física por las inercias de los golpes, es decir, un espadazo requiere de un cierto tiempo de recuperación, el movimiento siguiente no es instantáneo, como debe ser. Hay básicamente dos golpes que se consiguen con dos botones de ratón. El clásico método chasca-chasca. Otra tecla más para defender y una más para rodar por el suelo. No tiene más. No estaría mal que hubieran realizado un sistema de combos al estilo Revenant.

Se acaba haciendo un poco cansino, sobre todo en los bichos finales. Se le pilla el truco enseguida y al final combatiendo siempre de la misma manera se puede salir airoso. El combate se debe acompañar por las señales de brujo, especialmente “Quen”, que proporciona un escudo mágico que absorbe el daño que de otra manera iría a parar al brujo. Y si lo pillan por la espalda el daño es del 200% si no se mejoran las habilidades correspondientes. Total, que dándole al “Quen” y a la espada, de plata o de acero en función de los enemigos, tenemos resueltos todos los combates. Bueno, y las roladas por el suelo. Me gustaba más el sistema del primero.

The Witcher 2 sexo

Han añadido un modo de dificultad extra llamado locura, en el cual puedes jugar sólo mientras el personaje no muera ni una sola vez. Si Geralt muere, se acabó la partida, sin posibilidad de cargarla de nuevo. Claro que esto tiene su truco, ya que el modo de dificultad se puede cambiar durante el juego. De esta manera, sólo se bloquean las partidas guardadas realizadas durante el modo locura activado. O sea, hardcore pero sin serlo, ya que en todo momento podrás cambiar a un modo de dificultad inferior, guardar, y luego cambiar otra vez a locura.

Lo que sí está logrado es el equilibrio entre la historia y las habilidades. Geralt es un brujo, un espadachín legendario. No puede ser un virulillas al principio del juego porque sería absurdo, debe combatir bien y además, ya que es la segunda parte, con los conocimientos adquiridos de la primera. Debe saber hacer elixires, trampas, buscar plantas y demás cosas de brujos. Por otro lado tampoco pueden hacerlo un superhombre al principio para que no resulte demasiado fácil. Esto lo han hecho muy bien, hay que reconocerlo.

A los combates han añadido la opción de mejorar las armas con aceites o runas, lo mismo que las armaduras y las mejoras del propio brujo con pociones o los mutágenos, que mejorarán determinadas habilidades. Todo esto añade un poco de variedad a las peleas. También las trampas y bombas permiten salirse un poco de la rutina. De hecho, aunque Geralt es un espadachín consumado y lo más apropiado sería mejorar su pericia en la esgrima, da mucho más juego tirar por la rama mágica y de alquimia en el árbol de habilidades. Un árbol que se ha simplificado un poco con respecto al de la primera entrega. Me gustaban las habilidades para cada tipo de espada y combate, y eso ahora ya no está.

The Witcher 2 encuadre

No está el inventario de antes, ahora han añadido uno secuencial, o sea, de esos en los que hay que pasar los objetos de manera secuencial en vez de tenerlos en una cuadrícula. Cosas de consola, indudablemente. ¿Afecta esto a la calidad del juego?. No lo creo, pero sí a la comodidad para el uso con ratón. Otra cosa que ha cambiado es la meditación. Antes se necesitaba algún tipo de hoguera para meditar, ahora se puede hacer en cualquier sitio salvo en pleno combate, lo que sería un tanto estúpido.

Es absurdo lo que han hecho con los QTE, la tontería de pulsar una tecla en un momento determinado para que la acción continúe con éxito, o fracaso. Se han añadido para algunas secuencias, peleas de puños y combates con algunos jefes finales. Afortunadamente no son muchos, sólo en momentos puntuales, pero los encuentro un atraso innecesario. Lo que sí son abundantes son las secuencias animadas, tanto para la historia como en los golpes de gracia a los enemigos, y es otra de esas características que se han metido pensando en la versión de consola. No me gusta nada que se hayan automatizado algunos aspectos como la infiltración, que es escasa y podría haber dado mucho más de sí si la hubieran trabajado algo más.

Tampoco gusta que se hayan marcado puntos para saltar o escalar, fuera de ellos no se puede pasar, aunque parezca ridículo no poder hacerlo. Marca demasiado el camino a seguir, y más aún para un personaje con la agilidad de Geralt. Recuerda a lo que se hizo en Alpha Protocol. Geralt no se puede ni caer a un barranco, siempre hay una pared invisible que lo impide. Esa manía de guiar al jugador en exceso debería ser desterrada del mundo del videojuego. Al menos, no hay un sistema automático de cobertura ni una regeneración exagerada.

Me encanta la forma en la que se tratan las relaciones sexuales en el juego, mucho más cercanas al cine que en ningún otro. Se integran en la historia, sin cartas trofeo ni cosas por el estilo. Sin tapujos, pero sin porno. A ver si se empieza a perder ese miedo estúpido al sexo en los videojuegos y se equipara al cine.

The Witcher 2 Merigold

Lo que odio con todas mis ganas son los bichos finales. ¿por qué tiene que haber bichos finales?. No me gusta ni que los haya ni la forma en la que se combate contra ellos. Algunos resultan tediosos a más no poder. Los enemigos finales eran normales en los arcade de los 80, pero hoy en día ya se tienen que buscar otras fórmulas. Odio eterno a los bichos finales en los videojuegos, hombre por dios. Una cosa es que pueda aparecer un monstruo espeluznante propio de la historia, pero que por sistema con cada episodio tenga que aparecer un enemigo poderoso al que hay que derrotar es ya demasiado tópico. A ver si los creadores, todos, buscan alguna alternativa, que las hay. En el cine las hay, al menos en el cine que no es el comercial de Hollywood.

Finalizado el desahogo, aunque pueda parecer que estoy un poco decepcionado, nada más lejos de la realidad. Es un grandísimo juego de rol y lo he disfrutado enormemente, y aún sigo, ya que estoy empezando desde cero probando otras formas de actuar. Se que sería mejor alejándose de esa tendencia consolera, pero tengo que dejar claro que los aspectos negativos son muy pequeños en relación a los positivos. Creo que marca un camino a seguir en el rol alejado del despropósito iniciado por Bioware. Ojalá en Bethesda tengan lo que ha hecho CD Projekt Red con muchos menos medios y Skyrim sea como mínimo tan bueno como The Witcher 2. Hacen falta más juegos de rol adultos, muchos más, pero adultos de verdad, no sólo porque salgan escenas violentas. Este es un gran medio, y el rol un gran género. Con la tecnología actual se podrían hacer maravillas, pero esas maravillas son excepciones. The Witcher 2 es una excepción, y espero que pronto deje de serlo. Y si algún día alguien se da cuenta de que este tipo de juegos en cooperativo serían brutales, mejor aún.

La pena es que un juego como The Witcher 2 no tenga el apoyo de los medios que se merece. Seguro que ahora que se sabe que sale en consola le empiezan a dar más bola, pero hasta ahora no se le prestaba tanta atención como, por ejemplo, al patético Dragon Age 2. Aún así las ventas dicen que van bastante bien, y eso es bueno para todos. Es necesario que juegos como este vendan mucho, algo que depende en un 97% de los usuarios. Si los usuarios compramos juegos como este, saldrán más juegos así, o mejores.

The Witcher 2

La edición que tengo es la coleccionista. Impresionante. Una caja tamaño ataúd, con un busto de Geralt en escayola, dados, baraja de cartas, un libro de arte impresionante con encuadernación de lujo, banda sonora, guía del juego, recortables para montar, mapa, bolsita para los dados… una chulada friki de la muerte. Lástima que el manual sea bastante discreto. La instalación ocupa 14 gigas siderales. Hay varias versiones digitales, siendo la más recomendable, desde mi punto de vista, la de gog.com.

{plusone}

 

Responder