Call of Duty idiotiza.

Ya sabéis que estamos emocionados con Dishonored, el nuevo proyecto de Arkane. El diseño, las características, el concepto, etc. nos encantan, pero sobre todo nos gusta la gente que trabaja en él, como Harvey Smith y Viktor Antonov, dos referentes de la creatividad. Claro que desde ahora nos hacemos fans absolutos de Raphael Colantonio, el co-fundador de la compañía. Por un lado por su trabajo, por otro por sus valientes y sinceras declaraciones a la revista belga Chief, en las que dice que “si primero haces estúpidos a los jugadores con Call of Duty, nada les hará jugar a Dishonored”.

 

{youtube}mFN-XvNkm8A{/youtube}

 

Colantonio dice también que no es un gran fan de juegos como Call of Duty, prefiere juegos como Bioshock y Deus Ex. Para él, esos juegos “entrenan” a los jugadores, haciéndolos mejores mientras juegan aunque tal vez no se den cuenta de ello, y una vez que los terminan estarán listos para jugar a Dishonored. Toda una declaración de intenciones de este señor acerca de lo que nos podemos encontrar en este esperanzador juego. Sólo nos queda encomendarnos a Deus y que a Bethesda no se les ocurra meterles mano y acabar consolizando Dishonored, es algo que no se lo perdonaríamos jamás. Qué diferentes estas declaraciones de las que hizo el “genial” Carmack. Más Colantonios y menos Carmacks es lo que necesita el mundo de los videojuegos.

 

Responder