Primeras impresiones Star Wars Old Republic

 

He tenido ocasión de probar un par de fines de semanas la beta del primer MMORPG de Bioware, Star Wars Old Republic, llamado a ser el sustituto del World of Warcraft, bien conocido por llevar muchos años con más de 10 millones de subscriptores. WoW es, sin duda, uno de los videojuegos más rentables de la historia, provocando la envidia de muchas compañías que quieren competir imitando su estilo simplón y repetitivo, pero ignorando que para jugar a un clon, mucha gente prefiere quedarse con el original, suponiendo que se pueda considerar original a WoW.

Swor 1

Bioware, esclava de Electronic Arts, ha apostado por una de las licencias más atractivas que hay en la actualidad; Star Wars, y con ella han desarrollado un juego masivo online para competir con Blizzard – Activision, lo que ha provocado que muchos lo definan como el WoW con sables de luz. Uno de los problemas es que SWOR usa la misma licencia que Star Wars Galaxies, el gran MMORPG de Sony Online y Lucas Arts, y aunque buscan un tipo de jugador diferente, está claro que no había sitio para todos y al final Star War Galaxies va a desaparecer. La culpa no es del SWOR o de Bioware, si no de Lucas Arts y SOE, además del nefasto Combat Upgrade que cambió completamente el estilo de juego y espantó a miles de jugadores.

 


Es un ejemplo de lo que ocurre en la actualidad en el mundo de los videojuegos. Se va un MMORPG completísimo en el que se podía desde pilotar una nave con varios jugadores en los diferentes puestos hasta gobernar y construir una ciudad, y se queda un pseudo MMORPG, MMO o como se le quiera llamar, orientado a un público adolescente ocasional, dejando para otra vida las numerosas posibilidades que podría ofrecer un juego de este tipo si realmente tuvieran interés en hacer algo medianamente interesante.

Swor 2

Star Wars The Old Republic no es más que un juego online que mezcla el estilo de WoW con el universo de StarWars en la coctelera de Bioware, añadiendo la manera de contar las historias de Mass Effect con sus discos de diálogos y secuencias animadas. Para que nos entendamos, el típico MMORPG de matar bichos para subir experiencia, con un poco de artesanía y con animaciones para explicar por qué estás haciendo misiones de matar cosas una y otra vez. Para empezar no es verdaderamente masivo en el sentido de que todos los que se conectan a un servidor pueden estar en todo momento en cualquier parte del escenario, ya que están las típicas “instances”, es decir, las copias de una determinada zona para que todo el mundo pueda matar al jefe final o hacer la misión.


Gráficamente no es nada inmersivo, se nota que todo es demasiado artificial, acartonado, como si fuera un decorado de cartón piedra. Por si fuera poco, la cantidad de flechitas e indicadores que aparecen no ayudan nada, y para acabar de rematar la faena, al subir de nivel, aparece un cartel horroroso encima del personaje para recordarnos tal hazaña. Da la sensación de que hasta van a salir Majorettes para celebrarlo. Total, para que el juego suba por nosotros los atributos no hace falta hacer tanta fiesta. Bueno, sí, será para recordar que tenemos que ir a ver a un entrenador para que nos permita elegir nuevas habilidades.

Swor 3

Tampoco quiero extenderme mucho más, que al fin y al cabo es una beta y no hay que hacer sangre con algo que aún no está totalmente acabado. Sólo puedo decir que tiene todo lo malo que critico en este otro artículo, lo cual ya da una idea de por dónde van los tiros. SWOR es otro MMORPG más carente de imaginación y que no aprovecha las numerosas posibilidades que puede ofrecer este género. Y si tenemos en cuenta que ayer fue el último día en el que se pudo jugar al Star Wars Galaxies en los servidores oficiales, la desesperación se hace más intensa. Por mi parte, y siendo educado, se pueden meter este EMO de juego en la máquina de plantar pinos.

Responder