Consortium, primeras impresiones

Consortium banner

La financiación colectiva de videojuegos, especialmente la que se realiza a través de Kickstarter, está empezando a dar sus frutos, es decir, a mostrar juegos que han sido terminados o que están a punto de terminarse. Es el caso de Consortium, de Interdimensional Games Inc., que logró la financiación a la segunda, ya que el primer intento fracasó a pesar de parecer un juego fresco y original. La cifra no es muy elevada que digamos, quedando al final en poco más de setenta mil dólares de los cincuenta mil que pedían, aunque pueden lograr algo más a través de donaciones a través de Paypal.

Los que hemos colaborado en la financiación tenemos acceso a la versión beta de la demo, en la cual se puede jugar una parte de la historia con las dos opciones principales que nos ofrece; jugador orientado a la historia o jugador orientado a la acción. Ya es bastante significativa esa posibilidad de elección, aunque de momento no está demasiado desarrollada. Plantear que el juego puede cambiar en función del estilo de juego que prefiera el jugador es algo que merece la pena destacarse. Eligiendo la opción de acción aparecen los mismos elementos de la parte orientada a la historia. En esta opción, en las conversaciones siempre aparece la opción de “no decir nada” o de poder entrar en combate si las respuestas son demasiado agresivas con el personaje de la IA.

 

 

Consortium es un juego de acción y rol en primera persona con un gran foco en la historia y el desarrollo del personaje. De hecho, en la versión que he probado no he tenido que disparar una sola vez salvo en el campo de entrenamiento, una zona que se habilita si elegimos la opción de juego de acción. Es una zona que está fuera del escenario principal como si fuera una zona virtual. Ahí podemos pelear contra enemigos de la IA y probar las capacidades de combate de nuestro personaje. Pero el meollo del juego está fuera de esa sala virtual, está en cómo se desarrolla la historia, nuestro personaje y la relación con los otros miembros de la tripulación de la nave en la que viajamos. Las reacciones de los PNJ varía en función de las conversaciones de manera positiva o negativa en función de las mismas.

Son las conversaciones y el comportamiento de la IA lo que más me ha gustado de esta demo. Las conversaciones se desarrollan de una manera muy natural, permitiendo una gran variedad de respuestas que dará como resultado una actitud positiva o negativa del personaje, pudiendo llegar a las manos si hemos elegido el modo orientado a la acción. Los diálogos están muy elaborados y ayudan mucho a sentirte parte de la historia. Además, no son obligatorias, con lo cual el jugador puede actuar como crea conveniente. Llama la atención, porque no es muy frecuente, que los PNJ realizan sus tareas a lo largo del escenario y actúan, si es que deben actuar, a la presencia del protagonista de diversas formas. Es algo que me gusta en cualquier videojuego, especialmente en los de rol.

Otra peculiaridad de Consortium es que el escenario no es el típico mapa enorme de muchos juegos de rol, sino el interior de una aeronave que se asemeja a un avión de pasajeros como el Airbus 380 o el Boeing 777. Se trata de la nave de Comando C-3800-D ZENLIL, perteneciente al Consorcio, y toda la historia se desarrolla dentro de la misma. En ese sentido, y en otros, recuerda a System Shock, aunque aquí no estaremos solos, sino acompañados por los cerca de miembros de la tripulación. En la versión que estoy probando, a pesar de faltar bastante para que esté completa, se puede intuir que se trata de un escenario interactivo y dinámico, que puede cambiar con los acontecimientos que se van produciendo. Ascensores, puertas y escotillas que se abren, baños que funcionan… detalles que añaden inmersión y siempre son de agradecer.

Consortium

La nave-avión, es enorme, y cuenta con muchos recovecos por los cuales perderse. A pesar de que en la demo-beta está casi todo cerrado o inaccesible, se puede intuir que aquí también podremos explorar e incluso llegar a perdernos, ya que no hay ningún mapa virtual que nos pueda guiar. Sólo señales e indicadores en las paredes, otra cosa que me gusta. La estética me gusta, del estilo System Shock, sobre todo a la sala de entrenamiento de la segunda parte. El aspecto es simple, no son gráficos de quitar el hipo ni mucho menos. Es un escenario colorido, con texturas sencillas pero claras… y con un buen diseño artístico. Los personajes están bien modelados, hay variedad y el conjunto visual está bien si no eres de los que buscan gráficos del recopetín. No hay que olvidar tampoco que se trata de un juego “indy” con un coste de desarrollo más bien modesto. A mí me vale, o mejor dicho, me gusta. No busco en un videojuego los gráficos de calidad extrema, prefiero que se esfuercen en un buen diseño artístico. Y para mí, Consortium, lo tiene.

Consortium

La estética de apariencia simple tiene su explicación en la historia y el desarrollo del personaje. En Consortium no interpretas a un personaje que vive en ese mundo virtual, interpretas a un jugador del “mundo real” que tiene la oportunidad de controlar físicamente a un personaje de un mundo paralelo. Ese personaje es el agente Bishop Six (alfil seis), el cual forma parte de Consortium, una poderosa organización que vela por la paz mundial en el año 2042. La nave en la que se desarrolla la acción vuela por todo el mundo velando por la seguridad. En el juego puedes decidir el camino que debe seguir Bishop Six, y todo ello con las decisiones que tomas en las conversaciones o en las situaciones que se presenten. Puedes seguir las indicaciones del Consorcio o llevar otro camino diferente. Durante la partida hay fallos de transmisión entre el mundo “real” y el paralelo que acentúa el efecto de que se está controlando un personaje a distancia. No hay estadísticas ni subida de niveles, simplemente reacciones de los demás personajes. Y eso me gusta.

El juego tiene mucho potencial y lo poco que deja jugar la demo te deja con ganas de más. Se nota que faltan muchas cosas y que deben pulir, por ejemplo, el movimiento del personaje, que a veces es un tanto errático. Además, un defecto que le he visto es que da la sensación de que resbala en vez de andar, lo cual se une a otro defecto más grave que es la carencia de tecla para andar despacio, imperdonable en un juego de este tipo. Se supone que son defectos de la versión, que está sin acabar, así que no tiene mucho sentido ser demasiado críticos por el momento. La sensación que deja el juego es muy buena y demuestra que gracias a la financiación colectiva se pueden crear proyectos que las principales editoras dejarían de lado. Tengo muchas ganas de poder jugar al juego completo, el cual saldrá a finales de otoño y con textos traducidos al español.

Responder