Jugando en GNU/Linux: Progresar adecuadamente.

Jugar en GNU/Linux es algo que se puede hacer ya desde hace varios años. A finales de los noventa muchos pensaban que a lo único que se podía jugar en el sistema del pingüino era a algún clon del buscaminas o el corazones de Windows, aunque incluso en esos años se podía jugar a títulos como Quake o Unreal Tournament, que en ese momento era de lo más puntero, lo que se suele llamar, estúpidamente, un AAA. Se podía y se puede jugar, como bien sabemos, pero no podemos obviar que hay una falta de apoyo tremenda por parte de las grandes editoras, lo que da lugar a que no se vean demasiados, por no decir ninguno, de esos AAA. Y tampoco es que hubiera un gran apoyo por parte de los fabricantes de hardware, como nVidia, criticados duramente por Linus Torvalds por la baja calidad de sus controladores. Una situación que parece estar cambiando.

valve

Hace un año y medio, Valve lanzó de manera oficial una versión de Steam para GNU/Linux, ofreciendo cien juegos compatibles para este sistema operativo. Desde entonces, se nota cierta tendencia de mejora en el número de títulos disponibles, apareciendo más y mejores juegos. Antes, Desura había hecho lo propio con su cliente, aportando también una gran variedad de videjuegos que sigue aumentando año tras año. Desura se centra en los juegos de desarrollo independiente, lo cual no quiere decir que sean de baja calidad, pero de lo que se trata es de que veamos un gran salto con la aparición de juegos “de masas” para GNU/Linux. Steam está propiciando que se pueda dar ese gran salto, y ya se empiezan a ver títulos modernos y conocidos, como Dota 2, Europa Universalis IV, Crusader Kings II, Wargame European Escalation, The Raven Legacy of a Master Thief, Football Manager 2014, The Cave o Brutal Legend, por poner unos cuantos ejemplos.

 

Puede parecer poca cosa, pero si comparamos lo que hay ahora con lo que había hace unos pocos años, podemos observar la progresión ascendente. Si a eso añadimos los juegos considerados independientes, llegamos a una lista más que aceptable sólo en la plataforma Steam. Es una lista ridícula, en cuanto a número, comparada con lo que hay en Windows, incluso sale perdiendo comparándola con los juegos en Mac OS. Hay menos de 300 juegos para GNU/Linux y algo más de 700 para Mac OS, aunque no hay que olvidar que Steam para Mac lleva más tiempo disponible. Pero no es correcto comparar con Windows, sino con GNU/Linux hace unos años. La situación es bastante mejor ahora, y promete ser mejor en el futuro. Se puede tener una distribución de GNU/Linux instalada en nuestro equipo y poder jugar a juegos de calidad, incluso a notables éxitos de ventas, como Dota 2.

Lo mejor es que Steam, o Desura, no son los únicos sistemas que apuestan por juegos para GNU/Linux. Hay juegos que tienen binarios que no necesitan de esas plataformas, pero lo que más está cambiando es en la mentalidad de los desarrolladores, cada vez más dispuestos a programar para GNU/Linux. Lo podemos ver en los juegos financiados colectivamente, sobre todo a través de Kickstarter. Juegos que se esperan, sobre todo nosotros, con interés y que serán compatibles con GNU/Linux. Wasteland 2, Project Enernity, Broken Age, Torment: Tides of Numerena, Divinity Original Sin, Sui Generis, Shroud of the Avatar: Forsaken Virtues, Jagged Alliance Flashback y algunos otros que ahora no recuerdo. No está nada mal, y hablamos de juegos muy prometedores.

Mención especial merece Star Citizen, de Chris Roberts. El simulador espacial soñado durante años por casi todos los miembros del Grupo 97, con naves multitripulables en multijugador, física realista y un largo etcétera, tendrá una versión para GNU/Linux, aunque puede que no de salida. Es un proyecto que, por lo de ahora, ha conseguido más de dieciséis millones de dólares para financiarse. Y la cifra puede seguir aumentando. Un éxito increíble si tenemos en cuenta que de este género siempre se ha dicho que estaba muerto, más aún que el PC. Si antes hablaba de los juegos AAA, de Star Citizen hay que hablar de AAAAAAAAAAA, que es la onomatopeya del orgasmo. Que un juego así pueda estar en GNU/Linux es algo que los usuarios de este sistema debemos agradecer, ya que pocos juegos habrá que ofrezcan tantas posibilidades como este. Y usa el Cry Engine, que no es malo, precisamente.

Está claro que todavía queda un largo camino por recorrer para que GNU/Linux sea una alternativa a Windows para los jugones. Uno ya se puede plantear pasar de sistema privativos y no renunciar por ello a juegos de calidad. Si la lista de juegos sigue creciendo, es probable que el número de usuarios también, y eso es bueno para todos, porque no depender de empresas como Microsoft o Apple sería todo un alivio para nuestros intereses. De momento Windows tiene el 90% del mercado doméstico de ordenadores, aunque ha perdido el mercado de servidores, móviles y otros dispositivos. La ventaja para los usuarios es grande, por fiabilidad, seguridad, rendimiento, precio… y sobre todo por libertad. Y en ese sentido el camino por recorrer es todavía más largo, ya que no puede haber libertad si no hay software libre, y muy pocos de los videojuegos que he citado, por no decir ninguno, se puede considerar libre, como estos otros.

En ese sentido Richard Stallman ha sido claro. Considera que Steam es una buena forma aumentar los usuarios de GNU/Linux, pero él va más allá del número de usuarios, quiere un sistema completamente libre, y Steam no es libre, ni tampoco lo son la mayoría de videojuegos. Las ventajas que tiene el software libre es que el usuario es el propietario de ese software y puede modificarlo como le plazca. Eso no quiere decir que no se pueda vender un programa “libre”, sino que el usuario puede añadir las mejoras que crea conveniente para adaptar ese código a sus necesidades. Si tiene conocimientos, claro. Pensad en lo que podría suponer esta filosofía en los videojuegos. Todos sabemos lo que implica que un juego tenga editor, SDK y que se puedan hacer modificaciones o conversiones.

Imaginarse lo que se podría hacer con el código libre es fácil, no sólo se podría mejorar un juego, añadirle nuevas posibilidades, sino también se podrían crear otros juegos usando ese código y que toda la comunidad lo mejorara, beneficiando tanto como a los propios creadores de ese juego, que podrían usar esas mejoras para futuras versiones del mismo. La humanidad avanza gracias a los logros de otros en el pasado, siempre ha sido así. La ciencia descubre cosas nuevas usando lo aprendido en el pasado. ¿Por qué no puede ocurrir lo mismo con el software?. De hecho ocurre, por mucho que quieran meter patentes. Muchos pensarán que no se puede hacer dinero con el software libre, o que eso sería el fin de los estudios de videojuegos. Tendrían que preguntar a Google si no se puede hacer dinero con software libre. O a Apple. Se que debería cambiar mucho la mentalidad de la mayoría de las personas, pero antes o después el mundo tiene que cambiar, y esperemos que dentro de ese cambio esté el software libre. Sería mejor para todos.

Responder