Opinión

A lo mejor no me he enterado, pero debe de haber algún concurso de gilipolleces que está teniendo un gran éxito de participación. La categoría excusas del hiperespacio es de las más pobladas, aunque la de justificaciones para catetos del inframundo no se queda corta. Es que en todos los medios, sean de videojuegos o de temas más generales, sale un montón de gente diciendo las cosas más disparatadas que uno se pueda imaginar. Y eso que tengo mucha imaginación, sobre todo para hacer el mal... o para hacerlo todo mal, que es casi lo mismo pero sin serlo.

Jason Jones rima con tonto de los...

Afortunadamente las gilipolleces en los videojuegos tienen mucha menos importancia que en otros sitios donde se toman decisiones importantes para todos, pero como aquí hablamos de videojuegos, no podemos dejar pasar por alto las declaraciones de Jason Jones, cofundador de Bungie, la compañía creadora de Myth y otros títulos menores, a la hora de justificar la ausencia de Destiny, su nuevo proyecto, en PC: “Hemos hecho conscientemente un montón de cosas ambiciosas en Halo para llegar a la gente. Limitamos a los jugadores a dos armas, les dimos auto-regeneración de salud, salvamos y restauramos automáticamente el juego (herejías en los juegos de acción en primera persona en ese momento). Hicimos que el juego funcionara sin ratón y teclado. Y ahora, nadie juega los shooters de la manera que acostumbraban a hacer antes de Halo porque nadie quiere hacerlo”.

Ayer intentando jugar una partida al Neverwinter Nights 2 con los compis del Grupo 97, comentábamos los pocos juegos de rol que están saliendo al mercado con multijugador cooperativo. De hecho, hicimos un quiz para ver si éramos capaces de citar juegos con esas características desde que salió el último Neverwinter, y a pesar de que el premio eran unos sobres de Bárcenas, ninguno ha sido capaz de contestar correctamente. Y es que desde hace unos cuantos años, el rol cooperativo se ha extinguido. Sólo hay dos opciones, rol para un solo jugador o MMORPG, sin más.

Neverwinter Nights 2

Es lamentable que se haya llegado a esta situación. Los videojuegos de rol se inspiran en los juegos de rol de mesa, los cuales se han hecho par jugar entre varios jugadores. Un juego de rol es aquél en el que los jugadores interpretan a un personaje que vive algún tipo de aventura, y esto se ha pensado para varias personas, como es lógico. Desde los juegos de “polis y cacos” y “mamis y papis” y, por supuesto, “los médicos”, los juegos de rol siempre se han pensado para varios jugadores. También los de simulación empresarial. Pero no sólo se hicieron, y se hacen, pensando en varios jugadores. Lo que se busca es principalmente la cooperación y no la competición. El cooperativo.

Ar 15

Ese fusil de asalto que veis en la imagen es el AR-15 Bushmaster, el cual fue empleado por el autor de la matanza de la escuela Sandy Hook en Newtown, Connecticut, en la que murieron veintisiete personas, entre ellos veinte niños. Además del AR-15, el presunto individuo autor de semejante barbarie usó una Glock 20 de 10 mm y una Sig Sauer de 9 mm, junto con abundante munición para todas esas armas. También encontraron en el vehículo una escopeta de las que emplea la policía, aunque al parecer, no fue empleada en la masacre. Con veinte años un taladrado en EEUU pudo acceder a ese arsenal y realizar una matanza que pone los pelos de punta a cualquiera que tenga sentimientos, además de pelo. Armas que se consiguieron de manera legal.

Con el camino tan exageradamente comercial que han tomado los videojuegos desde hace años, especialmente desde la irrupción de las consolas, y con esos dogmas que repiten editoras y medios sobre accesibilidad, curva de aprendizaje, simplicidad, facilidad, etc., es fácil llegar a desilusionarse un poco, sobre todo porque uno se va haciendo mayor y empieza a pensar que las nuevas generaciones entran en este mundillo sin haber probado “los clásicos”, algo importante si se quiere saber de donde viene todo esto. Estoy hablando de videojuegos, por supuesto, aunque seguramente se podría decir algo parecido de otros medios.

Afortunadamente sólo es el típico pensamiento de abuelo cebolleta pensando que cualquier tiempo pasado fue mejor, cosa que no es cierta, o al menos creo sinceramente que no lo es. Nuestros padres dirían lo mismo de nosotros, sus jóvenes, nuestros abuelos de nuestros padres y así hasta la prehistoria, y no creo que se viviera mejor en la prehistoria, o en la Edad Media, que ahora. Toda esta reflexión pseudo filosófica de taberna viene a cuento porque me ha sucedido algo que me ha sorprendido gratamente y me ha hecho reflexionar, pero sin pasarme, que conozco mis limitaciones, no vaya a ser que me lesione.

Falta muy poco para que salga uno de los juegos que esperamos con más interés; Dishonored. Como es habitual, Bethesda ya ha empezado a enviar copias a los principales medios para que hagan sus análisis correspondientes y así, el día que salga a la venta, el próximo 11 de octubre, la gente ya sepa lo que se va a encontrar en las tiendas. Aunque parezca extraño, al Grupo 97 no nos han enviado ninguna de esas copias, supongo que porque se les habrá olvidado. Quienes sí han recibido su copia han sido los redactores de Computer and Videogames, los cuales han realizado un vídeo análisis con una puntuación final de 9.5.

 

 

Dejando de lado lo estúpido que me parecen las notas, me ha llamado la atención lo que en el vídeo indican como aspecto negativo del juego: cuesta mucho pillarle el tranquillo. Vamos, que cuesta aprender a jugar. Lo primero que pienso es que esa crítica viene porque no hay un manual que explique las cosas bien ni tampoco un buen tutorial, pero viendo el vídeo análisis me doy cuenta de que no es ese el motivo, sino que al realizador del análisis le ha costado aprender a jugar. Y claro, alucino de que un medio tan conocido como Computer and Videogames suelte semejante estupidez.