Simuladores

Su 33

Los años que ha durado La Guerra Fría han supuesto uno de los períodos más inquietantes de la historia, aunque también han sido fuente de inspiración de numerosas novelas, películas y videojuegos. La tensión constante entre los principales gallitos del corral y el miedo a que uno de los dos lograra una clara ventaja sobre el otro, propiciaron una insultante escalada armamentística que asegurara la destrucción mutua. Fue durante este período cuando se desarrollaron los mejores aviones de combate de la historia, o al menos cuando se empezaron a diseñar. Había un enemigo claro y reconocido con una capacidad militar similar y se invertían cantidades obscenas de dinero en la carrera armamentística contra el rival para intentar no quedar atrás.

First Class Simulations trae algunos de esos aparatos a Flight Simulator siguiendo su línea de complementos de pago para este simulador civil. Bajo el título de International Fighters, han hecho una recopilación de los cazas más emblemáticos de la última etapa de La Guerra Fría, algunos de los cuales no llegaron a entrar en servicio todavía, pero se empezaron a diseñar durante esos años pensando en tener en frente a un enemigo que pudiera hacer frente con los mismos medios. Son doce modelos en total, lo cual da pistas acerca del nivel de detalle de cada uno de ellos. Un número elevado de aviones implica un menor detalle que si sólo se tratase de uno, una máxima que International Fighters cumple totalmente. No hay más que ver el F/A 18E realizado por Vertical Reality Simulations para hacerse una idea de lo que estoy hablando.

En el año 98 apareció en el mercado, incluyendo el español, un videojuego que me dejó completamente alucinado. Se llamaba I-War, o Independence War, y era un simulador de ciencia ficción con una gran historia y originalidad. Lo desarrolló la desaparecida Particle Systems, quienes después publicarían una expansión y la segunda parte Edge of Chaos, igualmente maravillosa. Esta saga ha demostrado lo que se puede hacer con la ciencia ficción en un videojuego, aunque es muy probable que nunca volvamos a ver nada con esa calidad. Para el recuerdo, pongo este vídeo de la impresionante introducción de la primera parte. Disfrútenlo, es una especie en vías de extinción.

Pulsa en leer más para ver más vídeos de otra época

Evochron

Los jugones del género seguro que tenemos varios juegos en mente que nos han hecho pasar horas delante la pantalla. Unos por una historia currada, otros por la jugabilidad, el comercio, el tuneo de las naves, pero pocos son los que reúnen todos los requisitos que al final se echan en falta.

Parece que uno de esos requisitos cuesta mucho implementarlo en estos juegos, se trata de las inercias. Un toque mas de realismo sobre las naves que nos hace mas dificil salir de caza. Unos cuantos se la han jugado en este aspecto y parece que no les ha salido muy bien la cosa. Privateer, Iwar2, Homeplanet, Starshatter... son títulos en los cuales la ley de newton esta presente, y si el genero no es que apasione a todo el mundo, si encima le ponemos unas inercias, pueden pasar desapercibidos.

predator analisis
Los dos principales simuladores de vuelo civiles, X-Plane y Microsoft Flight Simulator, tienen una serie de particularidades que los hacen diferentes al resto de simuladores. Muchas de ellas están relacionadas con su propia razón de ser, es decir, simuladores, pero hay otra que resulta especialmente particular, y es que logran que muchas otras compañías logren beneficios vendiendo complementos de todo tipo para estos simuladores, tanto hardware como software. Naturalmente esto sucede en mucha mayor medida en Flight Simulator, aunque también hay una gran cantidad de complementos de pago para X-Plane.

Dentro de las compañías que se dedican a realizar añadidos para Flight Simulator tenemos a First Class Simulations, la cual nos ha cedido una copia de uno de sus productos más llamativos; el UAV Predator. El Unmaned Aerial Vehicle (vehículo aéreo no tripulado) Predator, es un pequeño avión de reconocimiento cuya principal virtud es la de no llevar a un piloto en su interior. Esta característica lo convierten en un dispositivo ideal para realizar las misiones más arriesgadas sin ningún peligro para la integridad física de la persona que lo maneja. Entró en servicio por primera vez en 1995 en Bosnia y en 1997 entró en producción para el servicio de la USAF. Desde entonces ha participado en numerosos lugares conflictivos del planeta, como Afganistán e Irak.

A mediados de los 80 David Kaemmer y Omar Khudari, crearon la empresa que revolucionaría el mundo de los simuladores de carreras; Papyrus Racing. Sus obras forman parte de la historia de los videojuegos de PC con títulos tan emblemáticos como Indy 500, Indycar Racing, Grand Prix Legends y la serie Nascar Racing. Tras diecisiete años, Papyrus cerró sus puertas y Dave Kaemmer se embarcó en un nuevo proyecto, iRacing.com, junto a John Henry, el principal accionista de los Boston Red Sox y el Grupo Fenway Sports, una empresa de marketing relacionada con el deporte. El proyecto se planteaba los siguientes objetivos: Crear el simulador de carreras más realista posible, organizar y promover las carreras en Internet como un nuevo deporte del motor y establecer una comunidad global de corredores de todo tipo y nivel.

iRacing

Tras cuatro años de desarrollo y con la colaboración de muchos pilotos profesionales, además de empresas como Skip Barber, Speedway Motorsports Inc, 600 Racing, General Motors y la SCCA, han logrado finalizarlo con éxito. IRacing es un simulador de carreras híper realista que pretende servir de entrenamiento de pilotos, tanto virtuales como reales, para que puedan competir en Internet o simplemente planificar y preparar las carreras reales con un coste mucho menor que en la realidad. Utiliza un sistema de cuotas mensuales de doce euros, lo que da derecho al contenido básico. Sin duda es un precio elevado, pero su calidad compensa el desembolso, al menos para quien disfrute de los simuladores de carreras con un alto grado de realismo.