Juegos

A estas alturas ya todos conoceréis Steam Greenlight, el sistema que tienen en Valve para publicar juegos de los denominados independientes o “indy”. Se trata de un sistema que permite a los desarrolladores enviar su proyecto para que en Valve lo valoren y le den luz verde o lo rechacen. El sistema de Valve, tiene muchos detractores, incluso antes de lanzar Greenlight. Para los críticos, Valve no da ningún tipo de razón por la cual un juego es aceptado o rechazado, algo que quieren cambiar en Good Old Games con su nuevo portal para juegos independientes.

“Contactaremos contigo directamente para decirte exactamente lo que nos parece tu título y cómo encaja en nuestros estándares. Tanto si decidimos aceptar tu juego como si no, recibirás nuestra respuesta dentro de dos semanas de media. Nunca te dejaremos sin respuesta”, dicen en GoG, con una clara intención de marcar diferencias con Valve en ese aspecto. Las novedades no se quedan sólo en la comunicación, también ofrecen ventajas económicas relacionadas con los “royalties”. GoG ofrece dos modalidades, una en la cual el desarrollador es el que financia el proyecto y hacer un reparto de 70/30 a favor del realizador, la otra es que GoG da apoyo y el reparto sería de 60/40 también a favor del desarrollador.

En este caso, cuando GoG recuperara la inversión inicial, el dividendo pasaría a ser del 70/30 para el desarrollador, una opción muy ventajosa con respecto a otros sistemas. Además de este apoyo, goG se encargará de las labores de marketing para promocionar el proyecto, utilizando la red habitual de esta compañía. Tampoco cobrarán la tasa de cien dólares que cobra Steam para admitir un proyecto, aunque hay que tener en cuenta que en Valve dicen que es para evitar el Spam, y habrá que ver si GoG no adopta una medida similar si se ven saturados con envíos de proyectos que en realidad no son más que basura. Sea como sea, cualquier iniciativa que sirva para apoyar al desarrollo independiente es bien recibida en este grupo. Habrá que ver si cumplen, porque no tienen nada fácil dar respuesta a todos los proyectos que reciban si al final la cosa se desmadra. El tiempo lo dirá.