Artículos

John Carmack se ha convertido en un mito para muchos aficionados a los videojuegos, llegando en algunos casos al extremo de la veneración casi religiosa. El motivo es que ha creado juegos legendarios en los años 90, especialmente Quake, muy innovador en su momento. Claro que el John Carmack de esos años no tiene nada que ver con el actual, más preocupado de vivir de rentas que de mostrar sus habilidades en la creación de juegos tan rompedores como lo fueron Doom o Quake. El Carmack actual no habría hecho Quake, si no la continuación infinita de Doom.

Carmack, antes molabas

Es la sensación que produce cuando se leen sus declaraciones, muy contradictorias entre sí y con una entrega total hacia el lado más comercial de los videojuegos. Recientemente ha dicho para Industry Gamers que “está en contra de la de la gente que toma un tipo de actitud de autor creativo. Algo así como '¡Oh!, no estamos siendo creativos', pero creamos algo valioso para las personas, ¡que es nuestro trabajo!. No es hacer algo nunca visto antes, si no de hacer algo que la gente ama tanto que está dispuesta a darnos su dinero”.

Ciertamente, no hay nada más repulsivo que esos monstruos que desafían a la naturaleza y son conocidos como brujos, vástagos de la magia más vil e impía. Son canallas sin conciencia, virtud ni escrúpulos, auténticas criaturas del infierno que sólo saben matar.

Desde hace muchos años, los videojuegos han utilizado el nombre de series, libros o películas de éxito como reclamo publicitario. Un nombre conocido abre mercado, de ahí el interés por utilizarlo. El problema es que la mayoría de las veces el único interés está en el nombre, mientras que el contenido pasa a un segundo plano, dando como resultado una mediocridad insultante para los que nos gusta este medio.

The Witcher

 

El género de los MMORPG es, como ya he dicho en muchas ocasiones, uno de los que más posibilidades ofrece. Es el “sand box” por excelencia, el que debería ofrecer más libertad que ningún otro, pero se ha contagiado de una mediocridad galopante de la que a duras penas puede salir. Hay algunas excepciones, pocas, pero honrosas, y en ellas se puede intuir lo que puede dar de sí un juego de este tipo.

{youtube}1MSjeEDPU1E{/youtube}

Star War Galaxies ya no será nunca más una de estas excepciones, puesto que Sony Online Entertainment ha tomado la decisión de cerrarlo definitivamente en diciembre. Atrás quedará uno de los mejores MMORPG desde la salida de Ultima Online, y eso es algo que hay que lamentar. Star Wars Galaxies representaba el universo de Star Wars, nada menos, como nunca antes se había visto. No sólo estaban representados los planetas, criaturas, objetos y personajes ideados por George Lucas, si no que el jugador podría hace que su personaje viviera en él tal y como podría vivir si ese universo fuera real. Un juego épico como pocos.

El E3 es una feria de videojuegos, por si alguien aún no se había enterado. Una feria, es decir, un lugar en el que se muestran productos para su venta. Lo digo porque muchos de los medios parecen olvidarlo, convirtiendo cada noticia del E3 en propaganda. Es más, creo que deberían dar las noticias con una etiqueta que diga “publicidad”, porque lo que es información no parece haber mucha. Falta información, pero sobra ego e histerismo.

Arma III

Realmente es una feria que desprecio, y no sólo por lo comentado anteriormente. La pongo al mismo nivel que una feria de los 40 Principales o la MTV, donde la ponderación de lo comercial llega a un extremo insultante mientras que los productos de calidad se pueden encontrar en el fondo del armario, en el último cajón. Me gustan más eventos del tipo Game Developers Conference, por ejemplo, con un enfoque totalmente diferente.

No es un secreto que en esta web tengamos una predilección especial por los videojuegos que proceden del este de Europa, entendiendo esta división geográfica a la antigua, es decir, a los países que pertenecían al Pacto de Varsovia. Algunas de las obras favoritas de este grupo proceden de esa zona, como se puede comprobar en nuestra lista de recomendados. La razón principal es que se trata de profesionales con mucho talento e imaginación, además de muchísimas ganas para llevar sus proyectos a buen puerto sin ceñirse exclusivamente a cuestiones comerciales. Naturalmente quieren vender cuanto más mejor, pero sin la necesidad aparente de prostituirse.

 The Precursors

 

Voy a contar una historia que, posiblemente, haya ocurrido en algún lugar del planeta Tierra. O puede que no. ATI-AMD se dedica, como todos sabéis, a hacer procesadores y tarjetas gráficas. Además de eso, tienen a dirigentes que se encargan de marcar la trayectoria a seguir por parte de la empresa, y portavoces que se encargan de poner voz a la compañía.

AMD