Artículos

El desarrollador independiente Luc Bernard, tal vez le recuerden de Mecho Wars, Reaper y SteamPirates, ha criticado duramente los juegos modernos de acción diciendo que son de mal gusto, centrándose en Wolfenstein: The New Order, del cual dice que es un insulto al Holocausto. “¿Lo has visto, verdad?, Creo que tiene robots nazis o algo parecido, eso es lo que llamaría de mal gusto”, dijo a Gamesbeat. “Diría que escupe sobre lo que ocurrió en la Segunda Guerra Mundial, está tomando lo que representan los nazis – genocidio en masa, la muerte de muchas personas- como si fuera un juguete, un juego. Es un insulto para el Holocausto”, añadió.

Wolfenstein

Luc Bernard está intentando financiar su propio juego, Imagination is The Ultimate Escape, un juego, según dice el propio Bernard, que trata sobre el Holocausto desde el punto de vista de un niño. Ha intentado encontrar un editor que estuviera interesado en que se publicara, algo que no consiguió, así que ahora lo intenta mediante la financiación colectiva. “Esto no encaja con los editores”, explicó. A lo mejor es coincidencia, o simplemente busca llamar la atención para que se hable de él y así consiga que más gente conozca su nuevo proyecto. Él sabrá.

Jugar en GNU/Linux es algo que se puede hacer ya desde hace varios años. A finales de los noventa muchos pensaban que a lo único que se podía jugar en el sistema del pingüino era a algún clon del buscaminas o el corazones de Windows, aunque incluso en esos años se podía jugar a títulos como Quake o Unreal Tournament, que en ese momento era de lo más puntero, lo que se suele llamar, estúpidamente, un AAA. Se podía y se puede jugar, como bien sabemos, pero no podemos obviar que hay una falta de apoyo tremenda por parte de las grandes editoras, lo que da lugar a que no se vean demasiados, por no decir ninguno, de esos AAA. Y tampoco es que hubiera un gran apoyo por parte de los fabricantes de hardware, como nVidia, criticados duramente por Linus Torvalds por la baja calidad de sus controladores. Una situación que parece estar cambiando.

valve

Hace un año y medio, Valve lanzó de manera oficial una versión de Steam para GNU/Linux, ofreciendo cien juegos compatibles para este sistema operativo. Desde entonces, se nota cierta tendencia de mejora en el número de títulos disponibles, apareciendo más y mejores juegos. Antes, Desura había hecho lo propio con su cliente, aportando también una gran variedad de videjuegos que sigue aumentando año tras año. Desura se centra en los juegos de desarrollo independiente, lo cual no quiere decir que sean de baja calidad, pero de lo que se trata es de que veamos un gran salto con la aparición de juegos “de masas” para GNU/Linux. Steam está propiciando que se pueda dar ese gran salto, y ya se empiezan a ver títulos modernos y conocidos, como Dota 2, Europa Universalis IV, Crusader Kings II, Wargame European Escalation, The Raven Legacy of a Master Thief, Football Manager 2014, The Cave o Brutal Legend, por poner unos cuantos ejemplos.

Ya tengo en mis manos el Oculus Rift y tras unos días jugando con él estoy más que seguro de que la Realidad Virtual ha venido para quedarse. ¿Por qué? Porque ofrece una sensación nunca antes vista y porque por fin tenemos una nueva dimensión en nuestros ordenadores.

No os dejéis engañar por las gafas polarizadas del cine, eso, si llega, son 2 dimensiones y media, la tercera dimensión es lo que sentís al coger el ticket, encontrar la butaca correcta y coger esa palomita al primer intento, donde el tamaño y la distancia es perfectamente natural.

Primeras sensaciones
Voy a describir las sensaciones que tuve cuando me puse las gafas por primera vez, con la demostración de Tuscany:

Consortium banner

La financiación colectiva de videojuegos, especialmente la que se realiza a través de Kickstarter, está empezando a dar sus frutos, es decir, a mostrar juegos que han sido terminados o que están a punto de terminarse. Es el caso de Consortium, de Interdimensional Games Inc., que logró la financiación a la segunda, ya que el primer intento fracasó a pesar de parecer un juego fresco y original. La cifra no es muy elevada que digamos, quedando al final en poco más de setenta mil dólares de los cincuenta mil que pedían, aunque pueden lograr algo más a través de donaciones a través de Paypal.

Los que hemos colaborado en la financiación tenemos acceso a la versión beta de la demo, en la cual se puede jugar una parte de la historia con las dos opciones principales que nos ofrece; jugador orientado a la historia o jugador orientado a la acción. Ya es bastante significativa esa posibilidad de elección, aunque de momento no está demasiado desarrollada. Plantear que el juego puede cambiar en función del estilo de juego que prefiera el jugador es algo que merece la pena destacarse. Eligiendo la opción de acción aparecen los mismos elementos de la parte orientada a la historia. En esta opción, en las conversaciones siempre aparece la opción de “no decir nada” o de poder entrar en combate si las respuestas son demasiado agresivas con el personaje de la IA.

 

Una guía para poner el System Shock a punto, mejorar algunas cosas y jugar en cooperativo si nos da la gana. El primer requisito es comprar un PC si no lo tienes, ya que este juego no funciona en ninguna consola conocida.

 

Obligatorio:

 

- Instalar el juego, si tenemos la versión de CD, no hay que usar el ejecutable, sólo copiar la carpeta “shock”, completa, dentro de la carpeta del disco duro donde queramos tenerlo. No copiar dentro de “archivos de programa” o “program files”. Si tenemos la versión de GoG, instalar sin más. Tampoco se puede instalar en “archivos de programa” o “program files”. La ruta completa a la carpeta del juego no puede tener más de 80 caracteres. Que sea algo sencillo del estilo “juegos/shock”, sin espacios a ser posible.

SSHTUP

 Aquí iba una imagen, pero la del "hotlink" mola mucho más, así que la dejamos

 

- Bajar el SS2 Tool de aquí. Al ejecutarlo, apuntar a la carpeta donde tengamos el ejecutable del System Shock cuando nos pregunte donde tenerlo.

 

- Marcar las casillas “Official Patch 2.3”, “Getting Mod Ready” y “bug fixes”. Lo de los elementos de menú es opcional, es para integrar el SS2 en el menú de Windows. Dentro del “official patch”, comprobamos que está marcado la opción “multiplayer”. Ni caso a lo de “buggy”, funciona razonablemente bien.

 

Con esto ya funciona sin problemas en equipos modernos, pero hay modificaciones que mejoran el aspecto gráfico y sonoro del juego. Son opcionales, pero en el Grupo 97 las vamos a utilizar porque somos así de valientes. Aquí tienes una guía de modificaciones. El Mod Manager ya no es compatible con las actuales versiones del juego. Son modificaciones opcionales, pero todos los que jueguen en multijugador deberán tener las mismas.

A lo mejor no me he enterado, pero debe de haber algún concurso de gilipolleces que está teniendo un gran éxito de participación. La categoría excusas del hiperespacio es de las más pobladas, aunque la de justificaciones para catetos del inframundo no se queda corta. Es que en todos los medios, sean de videojuegos o de temas más generales, sale un montón de gente diciendo las cosas más disparatadas que uno se pueda imaginar. Y eso que tengo mucha imaginación, sobre todo para hacer el mal... o para hacerlo todo mal, que es casi lo mismo pero sin serlo.

Jason Jones rima con tonto de los...

Afortunadamente las gilipolleces en los videojuegos tienen mucha menos importancia que en otros sitios donde se toman decisiones importantes para todos, pero como aquí hablamos de videojuegos, no podemos dejar pasar por alto las declaraciones de Jason Jones, cofundador de Bungie, la compañía creadora de Myth y otros títulos menores, a la hora de justificar la ausencia de Destiny, su nuevo proyecto, en PC: “Hemos hecho conscientemente un montón de cosas ambiciosas en Halo para llegar a la gente. Limitamos a los jugadores a dos armas, les dimos auto-regeneración de salud, salvamos y restauramos automáticamente el juego (herejías en los juegos de acción en primera persona en ese momento). Hicimos que el juego funcionara sin ratón y teclado. Y ahora, nadie juega los shooters de la manera que acostumbraban a hacer antes de Halo porque nadie quiere hacerlo”.