Estrategia

Continúa la invasión espacial con Limit Theory, otro juego que ha sido financiado a través de Kickstarter con más del triple de dinero del que pedían. Mezcla varios géneros, todos ellos agrupados bajo el genérico nombre de aventura espacial. Rol, estrategia, exploración, aventura y un poco de simulación con una mecánica que recuerda, levemente, a Freelancer, más que nada por el control de las naves en tercera persona. Sin embargo, no es eso lo que nos ha llamado la atención, sino el sistema de generación del espacio, que es procedural.

Limit Theory

Esto quiere decir que todo el universo del juego se genera automáticamente mediante programación con procesos aleatorios o semi aleatorios, lo cual implica un nuevo universo, impredecible, con cada partida. Cada universo generado con el motor de Limit Theory es infinito, nunca se puede llegar al límite. No es lo único que se genera proceduralmente, todo en el juego se genera de esta manera; naves, planetas, objetos, economía, facciones, minerales, pilotos de la IA, misiones... etc. Todo será diferente con cada nueva partida.

Faster than Light es un juego que nos ha gustado mucho en el Grupo 97. Su sencillez mecánica esconde un juego muy divertido y más complejo de lo que pudiera parecer a simple vista. Además, es el primer proyecto que se ha financiado a través de Kickstarter y que hemos visto terminado, confirmando que se puede tener éxito utilizando esa plataforma de financiación colectiva. La idea de Faster than Light es muy buena, y cualquier juego que pueda profundizar en ella tiene todo nuestro interés.

Es el caso de Starship Corporation, que podría considerarse como un Faster than Light “hardcore”. Eso no quiere decir que se hayan inspirado en ese juego, simplemente que son ideas similares en concepto pero que siguen caminos diferentes. Se trata de un juego que permite diseñar y construir naves e instalaciones planetarias con diferentes compartimentos y habitaciones para cada fuselaje. Hay más de cincuenta tipos de estas habitaciones en seis categorías.

Ya sabemos que Electronic Arts es como el Rey Midas de la caca, ya que casi todo lo que tocan se convierte en esa sustancia marrón que la mayoría de seres vivos de este planeta procuran mantener alejada. Es lo que pasó al nuevo Syndicate que lanzaron el año pasado aprovechando que son los dueños de la licencia. Un FPS simplón que nada tenía que ver con el genial juego de Bullfrog de principios de los 90.

Muestra del motor

Mientras el nombre Syndicate siga en manos de Electronic Arts, no hay esperanzas de ver un juego que mantenga el espíritu original de la saga aprovechando las mejoras tecnológicas actuales... con ese nombre. Y el nombre es lo de menos en cuanto a la calidad de un juego, así que el anuncio del Kickstarter de Satellite Reign, el cual definen como el sucesor espiritual de Syndicate, nos trae cierta esperanza de que, por fin, alguien quiera poner las cosas en su sitio.

Vuelve Triumph con el mejor trabajo que han hecho hasta la fecha; Age of Wonders, contando otra vez con la producción de Epic. Los dos primeros, junto con la expansión, aportaron cierta frescura al género de la estrategia fantástica por turnos, en ese momento dominada principalmente por la saga Heroes of Might and Magic. Con un diseño artístico muy elaborado, añadieron elementos muy interesantes en los juegos de este tipo, como por ejemplo los turnos simultáneos en multijugador, unos combates tácticos con un desarrollo más amplio que otros juegos similares y unos héroes que podían participar en las batallas como otra unidad más, contando también con una lista de habilidades más propia de un juego de rol. Sobre todo lo demás, destacaba por un gran multijugador y muchas opciones para crear escenarios y crear modificaciones.

Age of Wonders 3

Después de haber buscado otro público con Overlord, Triumph vuelve a sus orígenes con la tercera entrega de la saga, la cual incluye gráficos renovados que por lo que podemos ver en las capturas, mantienen el encanto de los anteriores, añadiendo las típicas 3D que, en principio, no desentonan con el diseño artístico de la saga. El estilo del juego será similar, se trata de controlar a un héroe de fantasía para que lidere un imperio que prevalezca sobre los demás. Como ocurre en este tipo de juegos, hay un mapa de campaña por el cual los héroes y demás unidades se mueven para explorar nuevas zonas, localizar recursos o acceder a combates que se desarrollarán en un mapa táctico. Mantienen aspectos característicos como la opción de turnos simultáneos e incluso el juego por correo electrónico, una modalidad mucho más interesante de lo que pueda parecer.

call to arms logo

La compañía creadora, junto con Best Way, de la serie Soldiers: Heroes of World War 2 y Men of War acaba de anunciar un nuevo proyecto llamado Call to Arms que se presenta como el verdadero sucesor de sus magníficos juegos de estrategia táctica de combate. Con un motor gráfico nuevo, nos lleva a un escenario de guerra moderna en la que se enfrentan dos grandes bandos, sin especificar cuales, aunque se supone que será el típico enfrentamiento Oriente contra Occidente en una especie de rescate de la Guerra Fría.