Rol

Como decía el gran filósofo y cantante de “metal”, Raphael, es un escándalo. El regreso de juegos de rol de corte clásico se ha adueñado de la financiación colectiva a través de Kickstarter, y no se puede hablar de rol clásico de ordenador sin hablar de la saga Ultima, una de las mejores hasta que Electronic Arts se dedicó a hacer lo que mejor sabe: Destruir. Desde entonces, Lord British, el “alter ego” de Richard Garriot, se ha dedicado a otros menesteres que lo habían alejado de sus orígenes. El fiasco de Tabula Rasa, sus colaboraciones en juegos de rol online coreanos y los viajes espaciales, nos habían hecho perder casi toda esperanza de poder ver algún día un nuevo juego de rol que recuperase el espíritu de Ultima.

Lord British renace

Parece ser que esa espera ha llegado a su fin con el anuncio de Richard Garriot del kickstarter de Shroud of the Avatar Forsaken Virtues, un juego de rol para PC que intenta recuperar el estilo de la saga Ultima, aunque no pueden usar ese nombre ya que la licencia pertenece a Electronic Arts. Tendrá una historia profunda y llena de matices, con un universo muy detallado y un gran trasfondo. Además, será completamente interactivo, con una frase que lo deja bien claro: “Si se puede usar, servirá para algo”. Lo más esperanzador es que, al contrario que los otros grandes juegos de rol que se han financiado a través de Kickstarter, Wasteland 2, Project Eternity y Torment, incluirá la posibilidad de jugarlo en multijugador además de en solitario, algo que es casi milagroso en el género. Muchos parecen olvidar que el rol se inventó para jugar entre varios, y no por añadir un modo de juego online cooperativo la historia principal tiene que verse perjudicada.

Según comenta Richard Garriot, la mayoría de juegos de rol actuales toman como base la repetición de tareas en vez de el desarrollo del personaje, el cual se ha limitado a unas pocas selecciones iniciales. Mientras los gráficos han evolucionado de una manera asombrosa, los mundos virtuales en estos juegos se han hecho menos interactivos, reales e inmersivos. Y según dice, Shroud of the Avatar quiere cambiar todo esto. Cállate y toma mi dinero.