Rol

Neverwinter Nights ha sido uno de los juegos más revolucionarios que han salido en los últimos años. Partiendo de un concepto similar al planteado en Vampire the Masquerade Redemption, de Nihilistic, acercaron el rol tradicional al ordenador como nunca se había hecho hasta entonces. El servidor dedicado en Linux, las opciones de Dungeon Master y el editor de módulos Aurora Toolset, propiciaron la aparición de miles de servidores permanentes en los que se “roleaba” de verdad. Bioware arriesgó mucho, pero el resultado fue excepcional a todos los niveles, incluyendo el comercial con más de cuatro millones de unidades vendidas.

Desde 2002 que no se sabía nada de un juego de rol de la saga Might and Magic. En ese año salió Might and Magic IX, y a partir de ahí sólo salieron Heroes of Might and Magic, de estrategia, y Dark Messiah of Might and Magic, de acción en primera persona. Es por ello que este vídeo aparecido en el Facebook oficial de la saga, ha llamado la atención.

AvadonLos habituales de esta página conoceréis a SpiderWeb Software. Son los creadores de las sagas roleras Geneforce y Avernum, y se trata de una compañía muy pequeña que mantiene a tres empleados. Están preparando una nueva saga llamada Avadon: The Black Fortress, la cual parece seguir en la misma línea que las anteriores aunque con especial importancia en las decisiones que afectan al desarrollo de la historia.

En Bioware han hablado con la revista Computer and Videogames acerca del estado del PC como plataforma de videojuegos, la cual es enterrada continuamente, cuando no ignorada, por los diferentes medios especializados en videojuegos. En dichas declaraciones ponderan las virtudes del PC y dicen que es su plataforma principal, lo cual no deja de ser curioso si tenemos en cuenta las decisiones que han tomado en los últimos años.

Vampire Bloodlines, el gran juego de rol de Troika, no tuvo el éxito que se esperaba cuando salió a la venta. Las presiones insoportables de Activision dieron lugar a que muchas de sus opciones se quedaran por el camino, sin obviar la sensación que producía al jugarlo de que a partir de la segunda mitad todo se aceleraba, como si tuvieran prisa por terminarlo. Otra de sus carencias es que salió sin editor ni SDK, limitando su vida. Fue el último trabajo de Troika.

Vampire Bloodlines