Simuladores

El género de los simuladores de ciencia ficción parece que está resurgiendo con fuerza gracias a la financiación a través de Kickstarter. Olvidado por las grandes compañías, sigue teniendo un gran interés por parte de los jugadores, tal y como ha demostrado Chris Roberts con el éxito de financiación de su nuevo y prometedor proyecto, además de David Braben con la nueva versión del mítico Elite. Es un género que ha aportado grandes títulos, con auténticas obras maestras como Wing Commander, I-War o Frontier, aunque muy pocas veces hemos podido ver que los sistemas de las naves fueran demasiado complejos.

En los simuladores de vuelo hemos visto como se simulaban con detalle casi todos los aspectos de los aviones, incluyendo la aviónica, armamento, etc. Ahí tenemos Black Shark y A10 Warthog como ejemplo de lo que se puede llegar a hacer en un simulador de PC. Sin embargo, en los de ciencia ficción, la gestión de sistemas se suele limitar a la distribución de energía entre armas, cañones y motor y poca cosa más, cuando se supone que las naves espaciales deberían ser más sofisticadas que los aviones actuales. Rogue System, un juego del que ya os hemos hablado en el forro, pretende introducir una gestión compleja de los sistemas de la nave, incluyendo una cabina interactiva con gran detalle y compatible con Track IR. Buscan financiación a través de Kickstarter, y con su vídeo de presentación es evidente que todo buen aficionado debería apoyarles.

 

Rogue Systems

Si lo de los sistemas no parece suficiente, tal vez la física newtoniana, el modelo avanzado de daños que pueden afectar a los diferentes elementos y sistemas de la nave, daño persistente entre misiones, multijugador, naves capitales, galaxia dinámica y un largo etcétera seguro que ayudan. Es muy prometedor, y, a diferencia de otros proyectos que buscan financiación colectiva, Rogue System tiene ya algo que mostrar de lo que están haciendo. Está en fase alfa, así que es probable que, si consiguen financiarse, salga antes de 2014.