Noticias

Continúa la invasión espacial con Limit Theory, otro juego que ha sido financiado a través de Kickstarter con más del triple de dinero del que pedían. Mezcla varios géneros, todos ellos agrupados bajo el genérico nombre de aventura espacial. Rol, estrategia, exploración, aventura y un poco de simulación con una mecánica que recuerda, levemente, a Freelancer, más que nada por el control de las naves en tercera persona. Sin embargo, no es eso lo que nos ha llamado la atención, sino el sistema de generación del espacio, que es procedural.

Limit Theory

Esto quiere decir que todo el universo del juego se genera automáticamente mediante programación con procesos aleatorios o semi aleatorios, lo cual implica un nuevo universo, impredecible, con cada partida. Cada universo generado con el motor de Limit Theory es infinito, nunca se puede llegar al límite. No es lo único que se genera proceduralmente, todo en el juego se genera de esta manera; naves, planetas, objetos, economía, facciones, minerales, pilotos de la IA, misiones... etc. Todo será diferente con cada nueva partida.

El género de la simulación espacial de ciencia ficción estaba prácticamente muerto. Ninguna gran editora apostaba por los juegos de naves estilo I-War, Privateer o Elite, y sólo la saga X, el mercado independiente con títulos como Evochron y secuelas, y algún que otro ruso loco, aportaban algo que mantuviera con vida el género. Cuando nadie daba un duro por los buenos juegos de naves, llega Chris Roberts y rompe todos los pronósticos con Star Citizen. Gracias a ese éxito, empezaron a aparecer varios proyectos que pueden devolver a este género al lugar que le corresponde.

Pulsar

En esta ocasión tenemos Pulsar: Lost Colony, otro juego que pretende ofrecer algo que hasta ahora sólo había ofrecido Star Wars Galaxies y, de otra manera, Starship Bridge Commander: naves multitripulables en cooperativo. Hasta cinco jugadores, cada uno con una función específica, pueden compartir nave y lanzarse al espacio en busca de la colonia perdida. Capitán, piloto, científico, ingeniero y técnico de armas, tendrán que colaborar para sobrevivir en el espacio. El capitán decide contra quien luchar, responde a las llamadas a la nave, negocia con comerciantes, etc. El científico se encarga de curar, de hackear ordenadores e investigar. El técnico de armas se encarga de manejar la torreta de defensa de la nave y de la tecnología armamentística de la nave. El piloto, naturalmente, se encarga de pilotar la nave. Por último, el ingeniero, se encarga del mantenimiento de la nave.

Otro juego financiado a través de Kickstarter que está a punto de ver la luz. Takedown, un juego de acción táctica realista y con cooperativo, al más puro estilo Rainbow Six (los buenos, los primeros) o SWAT, ya está disponible para reserva en Steam. Los que apoyaron el proyecto recibirán el código de activación, y los que no, podrán reservarlo ya para poder descargarlo el día 20 de septiembre. Corred, insensatos, si este juego se vende bien habrá más compañías interesadas en hacer otros similares. Hemos probado la Alpha y sí, es tan apetecible como parecía en un principio.

 

El nuevo proyecto de Richard Garriot, financiado a través de Kickstarter, se espera que esté terminado en 2014, pero tras tres meses de desarrollo, se puede ver un vídeo de demostración en el cual se pueden ver varios aspectos de lo que nos vamos a encontrar. Sorprende que en tan poco tiempo puedan mostrar tanto, aunque no hay que olvidar que se están en la fase inicial de desarrollo y por ello hay cosas que se ven un tanto espartanas.

 

El sistema de artesanía tiene muy buena pinta, y también la interfaz gráfica “minimalista”, no así el movimiento del personaje, que siempre va corriendo y que esperamos que sólo sea para mostrar más cosas en el vídeo, porque sería bastante lamentable que no incluyera una opción de andar despacio. La sensación es que se trata de una especie de Ultima Online sin llegar a admitir tantos jugadores, con más historia y conversaciones.  

Es uno de los juegos que esperamos con más interés y este vídeo confirma nuestras emociones. 

 

Gloriosa vieja guardia

Faster than Light es un juego que nos ha gustado mucho en el Grupo 97. Su sencillez mecánica esconde un juego muy divertido y más complejo de lo que pudiera parecer a simple vista. Además, es el primer proyecto que se ha financiado a través de Kickstarter y que hemos visto terminado, confirmando que se puede tener éxito utilizando esa plataforma de financiación colectiva. La idea de Faster than Light es muy buena, y cualquier juego que pueda profundizar en ella tiene todo nuestro interés.

Es el caso de Starship Corporation, que podría considerarse como un Faster than Light “hardcore”. Eso no quiere decir que se hayan inspirado en ese juego, simplemente que son ideas similares en concepto pero que siguen caminos diferentes. Se trata de un juego que permite diseñar y construir naves e instalaciones planetarias con diferentes compartimentos y habitaciones para cada fuselaje. Hay más de cincuenta tipos de estas habitaciones en seis categorías.