Noticias

Ayer se abría el Kickstarter para el nuevo juego de rol de Inxile Entertainment, “Torment: Tides of Numeréna”, y en apenas unas seis horas lograron superar los novecientos mil dólares que pedían para financiar el proyecto, llegando a casi doblar esa cantidad en el momento de escribir esta noticia. “Torment: Tides of Numeréna” toma como referencia “PlanesCape Torment”, el sensacional juego de rol de Black Isle, uno de los más adultos y con mejores diálogos de todos los que han salido hasta hoy.

 

Lo que llama la atención es la rapidez con la que ha conseguido financiarse, ya que “Planescape Torment” se trata de un juego que está muy alejado de los estándares del mercado actual, al menos según el estándar de las grandes editoras. Mientra no paran de salir nuevos juegos con infinidad de ayudas y simplificaciones para que el jugador, al cual toman por imbécil, no se pierda, hay un apoyo masivo a juegos que ninguna de esas editoras financiaría porque consideran que no tienen mercado. Habría que preguntarse si esas simplificaciones y ayudas en los videojuegos actuales tienen algún sentido o forman parte de un maquiavélico plan “conspiranoico” de convertirnos en “ciudadanos ameba”.

After Reset es un juego de rol post apocalíptico con perspectiva clásica isométrica que acaba de ser anunciado por sus creadores. La historia se desarrolla en el futuro de la Tierra después de una guerra nuclear, cuyas consecuencias está acabando lentamente con la vida en el planeta. El término “Reset” hace referencia al cataclismo nuclear, mientras que la historia del juego empieza 132 años después de esa catástrofe.

After Reset

Se podrá jugar en solitario o en multijugador, incluyendo un modo de juego con mundo persistente en el que se podrá jugar en cooperativo, algo que provoca una alegría desbordante a los miembros de este desgraciado grupo. Dicen que se inspiran, obviamente, en clásicos como Fallout, Planescape Torment, Baldur's Gate y también S.T.A.L.K.E.R., con espacios similares a “La Zona” del gran juego de DSC.

 

El género de los simuladores de ciencia ficción parece que está resurgiendo con fuerza gracias a la financiación a través de Kickstarter. Olvidado por las grandes compañías, sigue teniendo un gran interés por parte de los jugadores, tal y como ha demostrado Chris Roberts con el éxito de financiación de su nuevo y prometedor proyecto, además de David Braben con la nueva versión del mítico Elite. Es un género que ha aportado grandes títulos, con auténticas obras maestras como Wing Commander, I-War o Frontier, aunque muy pocas veces hemos podido ver que los sistemas de las naves fueran demasiado complejos.

En los simuladores de vuelo hemos visto como se simulaban con detalle casi todos los aspectos de los aviones, incluyendo la aviónica, armamento, etc. Ahí tenemos Black Shark y A10 Warthog como ejemplo de lo que se puede llegar a hacer en un simulador de PC. Sin embargo, en los de ciencia ficción, la gestión de sistemas se suele limitar a la distribución de energía entre armas, cañones y motor y poca cosa más, cuando se supone que las naves espaciales deberían ser más sofisticadas que los aviones actuales. Rogue System, un juego del que ya os hemos hablado en el forro, pretende introducir una gestión compleja de los sistemas de la nave, incluyendo una cabina interactiva con gran detalle y compatible con Track IR. Buscan financiación a través de Kickstarter, y con su vídeo de presentación es evidente que todo buen aficionado debería apoyarles.

Mírate, hacker...

Si uno se para a pensar un poco en todo lo que rodea a la propiedad intelectual, sobre todo con la ley de patentes en EEUU, se dará cuenta de que al final acaba perjudicando más que beneficiando al verdadero autor de una idea, obra, invento, etc. Los llamados “Patent Trolls” son un buen ejemplo de los problemas que pueden llegar a generar las leyes de este tipo, sin que esté nada claro que en última instancia tenga algún tipo de compensación para el verdadero autor, no para el que por alguna circunstancia se acabe quedando con los derechos de una obra.

El caso que nos ocupa, los videojuegos, es aún más absurdo, ya que en muchas ocasiones deja sin ningún derecho a los autores, como ha ocurrido con la licencia de System Shock 2. Es un poco largo, pero al parecer, la marca comercial pertenecía a Electronic Arts, mientras que los derechos del juego pertenecían a Looking Glass. Después, Electronic Arts devolvió los derechos de la marca comercial System Shock a Looking Glass, pero cuando ésta cerró, una aseguradora se quedó con todo el petate. Esta aseguradora se llama Star Insurance, la cual además vería con buenos ojos una secuela de System Shock 2, pero para la gestión de los derechos de venta por parte de GoG, aparece otra compañía desconocida llamada Night Dive Studios.

Los fundadores del desaparecido estudio polaco People Can Fly, crearon una nueva empresa el año pasado llamada The Astronauts, cuyo primer proyecto se llama The Vanishing of Ethan Carter (la desaparición de Ethan Carter), un videojuego de “horror y ficción macabra” con una clara apuesta por la narrativa inmersiva. Según dicen sus creadores, “es un juego para jugar de noche, en solitario, con las luces apagadas y auriculares”. Toda una declaración de intenciones.

Vanishing of Ethan Carter

Utilizará el Unreal Engine 3 junto con otra tecnología propia, de la cual desvelarán detalles en los próximos días. Se trata de una aventura de terror en la que le protagonista es un detective con la habilidad paranormal de visualizar escenas de crímenes. Esta habilidad la usará para investigar la desaparición de un niño para intentar salvarlo antes de que sea demasiado tarde. La investigación le dirige a una preciosa zona de montaña, donde se encuentra con un cuerpo severamente mutilado de uno de los secuestradores.

Vuelve Triumph con el mejor trabajo que han hecho hasta la fecha; Age of Wonders, contando otra vez con la producción de Epic. Los dos primeros, junto con la expansión, aportaron cierta frescura al género de la estrategia fantástica por turnos, en ese momento dominada principalmente por la saga Heroes of Might and Magic. Con un diseño artístico muy elaborado, añadieron elementos muy interesantes en los juegos de este tipo, como por ejemplo los turnos simultáneos en multijugador, unos combates tácticos con un desarrollo más amplio que otros juegos similares y unos héroes que podían participar en las batallas como otra unidad más, contando también con una lista de habilidades más propia de un juego de rol. Sobre todo lo demás, destacaba por un gran multijugador y muchas opciones para crear escenarios y crear modificaciones.

Age of Wonders 3

Después de haber buscado otro público con Overlord, Triumph vuelve a sus orígenes con la tercera entrega de la saga, la cual incluye gráficos renovados que por lo que podemos ver en las capturas, mantienen el encanto de los anteriores, añadiendo las típicas 3D que, en principio, no desentonan con el diseño artístico de la saga. El estilo del juego será similar, se trata de controlar a un héroe de fantasía para que lidere un imperio que prevalezca sobre los demás. Como ocurre en este tipo de juegos, hay un mapa de campaña por el cual los héroes y demás unidades se mueven para explorar nuevas zonas, localizar recursos o acceder a combates que se desarrollarán en un mapa táctico. Mantienen aspectos característicos como la opción de turnos simultáneos e incluso el juego por correo electrónico, una modalidad mucho más interesante de lo que pueda parecer.