sigilo tagged posts

Crítica Dishonored

Las medidas más duras son las más seguras”.

Arkane Studios es una compañía atípica en el mercado actual de videojuegos. Se estrenaron en 2002 con un maravilloso juego de rol llamado Arx Fatalis, al que muchos consideramos el sucesor espiritual de Ultima Underworld. De hecho Arkane quería hacer la tercera parte, pero no consiguieron la licencia para poder utilizar el nombre, lo cual no les impidió hacer un gran juego que respiraba Looking Glass por los cuatro costados. Cuatro años más tarde harían Dark Messiah of Might and Magic, otro gran juego, esta vez de acción en primera persona en el cual se seguía respirando ese estilo que recordaba a Looking Glass. Juego muy bien ambientado, inmersivo, con elementos de otros géneros, múltiples opciones de resolver situaciones y un sistema de combate que se puede reconocer en Dishonored.

Cerradura

El éxito relativo de Dark Messiah llevó a Arkane a trabajar en un nuevo proyecto llamado The Crossing, con el que pretendían redefinir el multijugador cooperativo. Fue abandonado en 2009, aunque no ha sido cancelado oficialmente. Un año más tarde trabajarían junto con Valve en un juego llamado Return to Ravenholm, que fue cancelado definitivamente. Con sólo dos juegos en el mercado y dos proyectos cancelados, Arkane pasó por dificultades, lo cual no impidió que colaboraran en Bioshock 2 en el apartado artístico, animación y diseño de niveles. En 2010 el estudio fue adquirido por ZeniMax Media, la compañía matriz de Bethesda, y a muchos nos surgieron dudas acerca del futuro de Arkane, sobre todo viendo lo que había pasado con los estudios independientes que habían sido adquiridos por grandes empresas.

Leer más

Análisis de Death to Spies: Moment of Truth

Death to Spies Moment of Truth

Death to Spies Moment of Truth

Afrontar el análisis de un título a priori minoritario no se presenta como una tarea fácil. Si bien es cierto que la serie Death to Spies es en cierta medida heredera de otras de notable éxito como Hitman y Commandos, no podemos olvidar que sus exigentes premisas de juego y sus pretensiones hasta cierto punto realistas la sitúan al alcance tan sólo de jugadores dispuestos a armarse de grandes dosis de paciencia y con una amplia capacidad para la observación minuciosa. En este punto, y sin ánimo de adelantar acontecimientos, debo decir que me he encontrado con una de esas raras propuestas que, desde su modestia, han sabido dirigirse con la mayor honestidad y respeto hacia una comunidad y hacia un tipo de jugador muy determinados.

Leer más